107.5

Tu radio en Internet Netyco Argentina

98.9

"If flying were the language of man, soaring
would be its poetry"
"Si el vuelo fuera el leguaje del hombre,
el volovelismo sería su poesía"

sintonizanos on-line(escuchanos en vivo

sintonizanos on-line(escuchanos en vivo
NOS TRASLADAMOS AQUI... PINCHA LA IMAGEN PARA INGRESAR

98.9 FM COMUNIDAD

0

viernes, 14 de agosto de 2009

A OCHO AÑOS DEL ADIOS
El final de Los Redonditos de Ricota se reveló en un contrapunto mediático
Skay Beilinson, a través de un reportaje a un periódico, y el Indio Solari por medio de una carta abierta, encendieron una acallada polémica en torno al final de una de las bandas más populares, emblemáticas e importantes de la historia del rock argentino.
Indio Solari
un reportaje publicado hoy por el diario La Nación, Skay, junto a Poli, manager de la banda siempre presente, afirmó que "todo se terminó cuando nos dimos cuenta de que uno de nosotros se quería apropiar de ese proyecto tan hermoso que fue Patricio Rey, que había nacido como la comunión y con el aporte de muchos artistas y no los deseos de uno solo". Respecto de un enojo del cantante Carlos "Indio" Solari, Skay contestó: "yo no estoy enojado. Muchos comparan a una banda con las relaciones de pareja, y bueno, por ahí él todavía no terminó de hacer su trabajo, pero ya le va a llegar. Fueron más las cosas que nos unieron que las que nos separaron". Hasta ahora, las razones del divorcio de una de las bandas más populares del rock y un verdadero mito por su trabajo independiente, y por la labor del trio creativo Indio-Skay-Poli, habían quedado escondidos bajos siete llaves. Igualmente desde el incio de la carrera solista de ambos, la mala onda podía percibirse, en especial por el Indio, que llegó a reclamar al menos un concierto de despedida para la gente, las tribus ricoteras. Hoy esa paz, esa tregua, llegó a su fin y la respuesta de Solari -vía correo electrónico a diversas redacciones y al sitio www.redonditosdeabajo.com- evidencian que uno de los motivos, quizá el menos deseado por los fans, es económico y tiene que ver con la comercialización de material fílmico y sonoro del grupo. Varios DVD con material de recitales y de backstage o de sala de ensayo de los Redondos agotaría la taquilla y se vendería como pan caliente, porque la banda sigue siendo la más popular junto a Soda Stéreo, a pesar de que ninguna de las dos esta en actividad. En su carta emitida horas después de que saliera la edición del diario La Nación, Solari arranca señalando que "hasta el día de hoy, y tratando de proteger la memoria de una de las bandas más queridas por sus seguidores, he callado los verdaderos motivos de la separación artística de Los Redondos". Solari atribuye su enojo a la declaración de Skay cuando dijo que "alguien quiso apropiarse de la gloria del grupo" e indicó que "nadie puede pensar que fueran Semilla (Bucciarelli, bajista), Walter (Sidotti, baterista) o Segio (Dawi, saxofonista). Además si, como dice, tanto le aportaba el grupo, qué fue lo que impidió que siguiera con ellos". "Los soportes de grabación (audio y video) de todos los shows de Los Redondos (Huracán, Racing, River, etc.) quedaron en depósito en casa de Skay porque Poli era la encargada de contratar los servicios que los proporcionaban. Esto nunca me incomodó porque confiaba en una amistad de muchos años", relató Solari. En otro párrafo añadió: "Un par de años antes del final se me ocurrió pensar que algún motivo (¿un accidente?) podría hacer que me viera obligado a reclamar ante parientes y desconocidos lo que por derecho formaba parte de mis intereses". "A partir de ese momento, esporádicamente y con más pudor del necesario, pedí se hicieran copias para tenerlas a mi guarda y que a su vez sirvieran de protección", continuó narrando el vocalista. "(Skay y Poli) Siempre coincidieron (de palabra) en qué era lo aconsejable. Pero extrañamente, el tiempo pasó y siempre esgrimían una excusa", se explayó. Solari contó que "la noche definitiva (un rato antes estábamos en un bar hablando con un cronista sobre un próximo show) me puse firme en mi requerimiento y esa actitud desembocó (ante la negativa) en el rompimiento de la sociedad artística". "Hasta el día de hoy Poli y Skay están sentados sobre ese material, cuya custodia artística he reclamado en silencio público hasta hoy. Sigo con mis dudas al correr este velo, pero las declaraciones vertidas por Skay me han obligado", remató el Indio al finalizar su misiva. Inclusive Solari se permite mofarse del guitarrista al señalar que lamenta "que la alta espiritualidad de Skay, producto de su viaje a Fez, no haya despertado antes de los sucesos que me dispongo a detallar y que son, desgraciadamente, bastante más materiales que las 'diferencias artísticas' que en entrevistas anteriores supo esgrimir como los motivos del fin del vínculo". Y también consignó: "Todavía ahora tengo para mí que no se puede arrebatar un éxito genuino. Basta dejar correr un poco el tiempo para que todo quede en claro". El concierto al que hace referencia Solari en su carta es el que se realizó el 4 de agosto de 2001, en el Estadio Chateau Carreras, de Córdoba, cuando se concretó la última presentación en vivo de la banda. Luego de eso llegó el parate anunciado por Poli y Skay, y a los pocos meses la salida del primer disco solista del guitarrista "A través del mar de los Sargazos". Desde ese momento y a pesar de los pedidos de regreso, cada uno de los miembros del trío hegemónico profundizó su carrera en solitario y la amistad de décadas, quedó trunca. La banda inició el mito en "Gulp!" (1985) y lo profundizó con nueve discos más entre los que destacan "Oktubre", "Un baión para el ojo idiota", "íBang! íBang! Estás liquidado", "Cordero atado" y "Lobo suelto" y "Ultimo bondi a Finisterre".

0 comentarios: